Las misiones del caballo

Créditos : Scoopdyga

Martes 06 Noviembre - 19h20 | Maxence Magnin y Alberto García canga

Las misiones del caballo

El caballo es un animal que nos permite disfrutar de una pasión y practicar un deporte al mismo tiempo. Es difícil encontrar animales o personas que nos aporten lo mismo. Pero el caballo, a parte de estos beneficios, tiene ciertos deberes que hacen que los jinetes se conviertan en auténticos hombres y mujeres de caballos. He aquí las principales labores que los equinos deben acometer a nuestro favor.

 - Las misiones del caballo

Enseñar en que consiste el respeto. Sin duda es la misión más importante que pueda tener un caballo hacia el hombre. Si ciertas personas son a veces difíciles con otras personas, los caballos no hacen diferencias y se comportan igual con todos.
Provocar transpiración. Innegablemente, ya sea verano o invierno, el caballo se ocupa de hacernos sudar tal y como hacemos nosotros con él. Y en ambos casos, la sesión de ejercicio suele finalizar con una ducha.
Protagonizar la primera historia de amor. El caballo es grande y fuerte al igual que su corazón. Por eso, a menudo cuando somos jóvenes y empezamos a practicar la equitación se convierten en el primer amor. Algo incomprensible para las personas que no montan, pero realmente sincero para la gente de caballos.
 

 - Las misiones del caballo

Ocupar gran parte de nuestro tiempo. Es bien sabido que a los caballos y a la equitación hay que dedicarle mucho tiempo. Por mucho que la sesión de trabajo sea breve, se suele eternizar después con cuidados y tratamientos. Los caballos son seres vivos que requieren mucha atención durante todo el año.
Gastar gran parte de nuestro dinero. Es el cliché más recurrente sobre la equitación, y resulta que es totalmente cierto.
Hacernos pasar grandes momentos. Al final, por encima de todo, con los caballos vivimos grandes momentos. Ya sea montado o pie a tierra, solo o con amigos. Noble como nadie, la gran misión del caballo es hacernos felices.
 
 
 

Lea también...

Comente