Ludger Beerbaum: “Sin dudas ni arrepentimientos”

Créditos : Scoopdyga

Lunes 13 Marzo - 18h42

Ludger Beerbaum: “Sin dudas ni arrepentimientos”

Hace algunos meses, Ludger Beerbaum colgó definitivamente su americana roja, en lo que se intuía como una preretirada. Sin embargo, entre los concursos, la gestión de sus cuadras, las clases o sus ambiciosos proyectos en China, a sus cincuenta y tres años, el cuádruple campeón olímpico parece estar más ocupado que antes. Hoy, en GRANDPRIX, os ofrecemos un fragmento de la entrevista que mantuvimos en Burdeos con la leyenda viva de la disciplina. 

GRANDPRIX: ¿Cómo te encuentras?
Ludger Beerbaum: Estoy bien, ¡gracias! Me he acatarrado aquí en Burdeos, pero el concurso ha ido bastante bien: Chiara 222 (Holst, Contender x Colorado, séptima del Gran Premio de la Copa del mundo, N. de la R.) y Chaman (KWPN, Baloubet du Rouet x I Love You, tercera en el Gran Premio del domingo, N. de la R.) han saltado bien. Todos mis caballos están en forma, así que todo va bien.
 
GRANDPRIX: Chaman tiene dieciocho años, ¿se retirará en 2017?
Ludger Beerbaum: Si me hubieras hecho esta pregunta hace un año, te hubiera respondido que se retiraba en 2016. Me dije que sería su última temporada. A principios de año la misma idea me rondaba la cabeza… Chaman todavía se siente joven. A veces me da la impresión de montar a un caballo de catorce años. Honestamente, creo que sí, 2017 será su último año.
 
GRANDPRIX: ¿En qué consisten tus nuevas actividades?
Ludger Beerbaum: Mis proyectos en China son primordiales, en especial la Longines World Equestrian Academy (que ofrece dos seminarios anuales en Pekín a jinetes, criadores y otros profesionales del deporte, N. de la R.) y el Longines Equestrian Beijing Masters (el CSI 3* organizado en el estadio olímpico, N. de la R.). Mi papel consiste en coordinar y guiar las actividades tratando de implicar a todo el mundo. Coordinar un proyecto con cuarenta y seis personas nunca es fácil. Además, tengo mis cuadras en Riesenbeck, donde también organizamos concursos. El año pasado, acogimos veinte días de competición. En paralelo, gestionamos un centro de reproducción para nuestros sementales. Del mismo modo, colaboro con la empresa normanda Reverdy (especializada en la producción de alimentos para caballos, N de la R.). Es muy enriquecedor. Sin olvidar las clases, los concursos, los seminarios, etc. Tengo muchas cosas diferentes que hacer, ¡es excitante! Debo decir que no estoy en esto solo, hay mucha gente que me ayuda.
 
GRANDPRIX: A lo largo de tu carrera has sido testigo de muchos cambios en la disciplina. ¿Dirías que las cosas van mejor que antes?
Ludger Beerbaum: Ante todo creo que la equitación no debe renunciar a evolucionar. Del mismo modo, también creo que se han producido muchos cambios en poco tiempo. Ya de por sí, nuestro deporte es difícil de entender para los que lo practicamos, ¡imagínate para los espectadores! Es un poco peligroso. Creo que el camino se halla en saber encontrar el equilibrio y avanzar paso a paso. 

Lea también...

Comente